Skip to main content

Recargando energías: el poder de las pausas activas en tu jornada laboral

Consejos sobre alimentación y salud

En la frenética rutina laboral actual, las pausas activas se han convertido en pequeños oasis de bienestar. Estos breves momentos de descanso no solo alivian el estrés, sino que también pueden potenciar tu productividad y energía.

Para evitar estos problemas, es importante que los trabajadores tomen pausas activas durante la jornada laboral. Estas pausas consisten en realizar breves y sencillos ejercicios que ayudan a mejorar la circulación, la postura, la concentración y la productividad.

¿Qué son las pausas activas?

Las pausas activas son intervalos de descanso cortos en tu jornada laboral, destinados a liberar la tensión acumulada y a recargar tus energías. Estas pausas no solo son una necesidad física, sino que también tienen beneficios emocionales y cognitivos. Tomarte unos minutos para desconectar de tus tareas laborales puede mejorar tanto tu bienestar general como tu rendimiento.

Beneficios de las pausas activas

Hoy en día, las pausas activas se han convertido en una práctica común en empresas de todo el mundo, y su importancia para la salud y el bienestar de los trabajadores es innegable.

1. Mejoran la concentración: Realizar una pausa activa permite que tu mente descanse y desconecte de las preocupaciones laborales. Cuando regreses a tu tarea, estarás más enfocado y productivo.

2. Reducen el estrés: El estrés en el trabajo es un enemigo silencioso que puede afectar tu salud. Tomarte un momento para estirarte o relajarte puede ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad.

3. Aumentan la productividad: Contrariamente a la creencia popular, trabajar sin descanso no te hace más productivo. Las pausas activas te permiten recargar energías y volver a la tarea con un enfoque renovado, lo que se traduce en un aumento de la productividad.

¿Cada cuánto se deben hacer pausas activas en el trabajo?

Para sacar el máximo provecho de tus pausas activas, aquí tienes algunos consejos prácticos:

1. Planifica tus pausas: Establece momentos específicos en tu jornada laboral para tomar pausas activas. Esto te ayudará a mantener un equilibrio entre el trabajo y el descanso. Realízalas al menos cada dos horas y dedica entre 5 y 10 minutos a cada pausa.

2. Muévete: Aprovecha estos momentos para estirarte, dar un breve paseo o realizar ejercicios de estiramiento. Esto mejorará tu circulación y aliviará la tensión muscular. Elige ejercicios sencillos que no requieran mucho esfuerzo.

3. Desconecta: Utiliza tu tiempo de pausa para desconectar de las pantallas y dispositivos electrónicos. Esto contribuirá a reducir la fatiga visual y mental.

La combinación de una pausa activa con una parada para tomar un café o comer una pieza de fruta para recargar pilas puede ayudar a los trabajadores a recuperar energías.

Quizá te interese: ¿Por qué incluir un Corner de café en mi empresa?

Ejemplos de Pausas Activas para el trabajo

A continuación, te presentamos algunos ejemplos de pausas activas, con ejercicios y actividades que puedes incorporar fácilmente en tu rutina laboral para revitalizarte y mejorar tu bienestar físico y mental:

  1. Estiramientos de oficina: Dedica unos minutos a realizar estiramientos simples para aliviar la tensión acumulada en cuello, hombros y espalda. Estirar los brazos, girar el cuello y flexionar la columna son movimientos efectivos.
  2. Respiración profunda: Practica ejercicios de respiración profunda para calmar la mente y oxigenar tu cuerpo. Inhala profundamente por la nariz, retén el aire unos segundos y exhala lentamente por la boca. Repite varias veces.
  3. Paseos cortos: Aprovecha los descansos para dar breves paseos. Caminar alrededor de la oficina o salir al aire libre por unos minutos puede proporcionarte un cambio de escenario beneficioso.
  4. Rutina de escaleras: Subir y bajar escaleras es una excelente forma de activar tu cuerpo. Incluye escaleras en tu rutina diaria para mejorar la circulación y fortalecer tus músculos.
  5. Mini sesiones de meditación: Dedica cinco minutos a la meditación para reducir el estrés y mejorar tu enfoque. Encuentra un lugar tranquilo, siéntate cómodamente y concéntrate en tu respiración.
  6. Deskercises: Realiza ejercicios discretos en tu escritorio, como levantar las piernas o contraer los músculos abdominales. Estos movimientos ayudan a mantener la energía y mejorar la circulación.

Integrar estas pausas activas en tu jornada laboral no solo mejorará tu bienestar físico y mental, sino que también aumentará tu productividad y creatividad. Experimenta con diferentes actividades y descubre cuáles funcionan mejor para ti.

Quizá te interese: Cómo fomentar la salud y el bienestar de los empleados

Sobre Alliance Vending

En Alliance Vending somos expertos en distribución automática con más de 30 años de experiencia. Ofrecemos soluciones adaptadas de alimentación y bebidas a empresas, pymes y espacios públicos. Escalables y ajustándonos a las necesidades de cada organización.

Consúltanos y descubre cómo Alliance Vending puede aportar un impulso de gran valor a tu compañía.

Noticias relacionadas
Cómo escoger un buen vending para mi empresa

Hot Desking: el giro vanguardista en los espacios de trabajo

Cómo escoger un buen vending para mi empresa

Cómo premiar y reconocer el trabajo de los empleados

Consejos sobre alimentación y salud

Cómo promover una dieta saludable desde las máquinas expendedoras

Encantados de atenderte.

ENVÍANOS TU CONSULTA AHORA EN ESTE FORMULARIO: